Estalla la burbuja inmobiliaria

Una llamada anónima al semanario Interviú alertaba ayer del inminente estallido. Efectivos del cuerpo de artificieros acudieron a desactivar la burbuja que horas más tarde explotaba en una céntrica avenida de Castellón. Aunque no se han producido daños personales, la onda expansiva ha podido escucharse a decenas de kilómetros de distancia del epicentro. El gobierno ha convocado un gabinete de crisis para esta tarde y el presidente Zapatero ha declarado que “caeremos con todo el peso de la ley sobre constructores, albañiles y aparejadores.”

2 comentarios:

El Responsable dijo...

Si es que estaba visto, tanto inflar, tanto inflar, algún día tenía que reventar. Supongo que estaría petada de corrupción y que ahora ésta lo salpicaría todo.

J. Úbeda dijo...

Pues que cesen las negociaciones con el entorno de Roca ¡ya!