Apareado in fraganti

Un jubilado de correos, residente en Madrid, es la cuarta víctima de apareamiento in fraganti en lo que llevamos de año. Eran las cinco de la mañana y como cada día, Cipriano García se dirigía tranquilamente a su trabajo situado en el populoso barrio de Vallecas. Por causas que aún se desconocen, se quedó dormido en uno de los camarotes del metro que acababa de tomar y fue entonces cuando se sospecha que Cipriano pudo ser apareado in fraganti. Los efectivos de la policía local que acudieron al lugar del suceso tuvieron que emplearse a fondo para poder reducir a los numerosos testigos oculares involucrados en tal desagradable acción. Según el último balance de daños del que tenemos constancia, más de veinte personas han sido ya atendidas por la Cruz Roja y se evalúan en varios millones de euros los daños producidos en las instalaciones de la estación de Chamartín.
Mariano Rajoy lamenta profundamente lo sucedido y culpa a Zapatero de este macabro accidente. Además, el líder del brazo político del PP, ha convocado para esta tarde una manifestación de protesta con el lema “Cipriano, amigo, el pueblo está contigo”.La Asociación de Víctimas del Apareamiento Infraganti (AVAI) ha habilitado un número de cuenta corriente para ayudar a Cipriano y su familia. También pueden colaborar enviando un SMS al 7747 con la palabra CIPRI.

1 comentario:

J. Úbeda dijo...

Al menos se fue sin ningún dolor. Descanse en paz, Cipriano.